poemasdemercedes.com
Por ti (Número 392)
Acuéstate a mi vera, tú, recreo de mis penas. ¡Qué bonita la vida al amanecer junto a tu candela! Me miro en el mar de tus ojos, en la profundidad de tu mirada secreta, océano persa, en la Babiloni…