poemasdemercedes.com
Entrada en la gloria (Número 367)
La paloma de tu corazón me persigue, en la penumbra de la noche, en la claridad del día. Y cada vez que se me acerca mi alma brinca con alegría. Siento la frescura de tu paloma que asoma con el tri…