poemasdemercedes.com
Encorvada (Número 64)
Mi alma no descansa, te ama en todo momento. Y, por amarte tanto, taciturna vislumbra el esperpento de su vida. Y, cada vez, se arrastra más por ti. Y, cada vez, más encorvada por el peso de tu amo…