poemasdemercedes.com
Dafne (Número 53)
Mientras te hago el amor seguramente, recibes el regalo de Dafne disuelto en gotas de lluvia. Y, ahí, participas en el secuestro de mi arroyo que cursa hacia tu corazón para sólo darte sol cada vez…