pizarronsite.com
El diablo en el desierto
Cuando Carlitos vino a mi parroquia era un mocetón muy sensible, con una sensibilidad difícil de encontrar entre los muchachos de su edad. Se sumó al grupo de los “zapatitos”. Yo los llamaba así,…