pizarronsite.com
Bajo el parrón
A las once y treinta la policía golpeó a la puerta de su casa. Dagoberto pensó que era Ada, su mujer, que volvía con las compras del mercado. Los dos policías le solicitaron pasar, uno ext…