phusions.com
Ya no se dibuja. Ahora se ilustra. Y nos encanta…
De pequeños nos enseñaron a no salirnos de la línea. No sé qué te decían a ti, pero era como una obsesión, como si el hecho de dejar que el trazo fluyera libre consistiera algo así como un pecado c…