pgarciasanagustin.blog
RESISTIR
Lo inevitable golpea mi puerta. Golpea y golpea sin pausa. Parece doblarme. Resisto. Y me transforma, y me cambia, y me enlentece. Se apagan algunos sentidos, se apaga mi voz. Así, mientras contemp…