pgarciasanagustin.blog
Encuentro
Mis pupilas se dilatan al descubrir ese regalo inesperado de tus ojos ajenos, que se vuelven míos.