periodismo--alternativo.com
China extiende la calificación de crédito social a corporaciones
Como una tecnocracia, China debe aplicar la ingeniería social a todo, a todos, en todas partes, y eso también incluye a las corporaciones. El castigo corporativo por el mal comportamiento percibido podría ser devastador para las empresas occidentales. Cuando los tecnócratas en los EE. UU. se den cuenta de esta idea, las empresas que no están a la altura del Desarrollo Sostenible, por ejemplo, podrían verse obligadas a cumplir por las amenazas de ser expulsados del negocio: los permisos podrían ser denegados o revocados, el acceso a servicios críticos podría terminarse, etc.