pedrosanchez.blog
Becoming a morning person (… ¡ya parate!)
Quienes saben del tema, osea, los viejos, frecuentemente dicen: “Al que madruga, dios lo ayuda” Y cuanta verdad en una frase tan simple.