pedrosanchez.blog
Regresando a la rutina
«No hay mal que dure cien años, ni gente que los aguante» decía mi abuela y es que no hay nada mas cierto que este popular dicho.