pedrobernardo.wordpress.com
Otra vez Lucas
Efectivamente, Rubén está preso de sus propias palabras y, espero, por su propia credibilidad y esperanz…