pedrobernardo.wordpress.com
Feliz año 2011
Si empleo tantas horas en convencerme que tengo razón, ¿no será que existe alguna razón por la que temer que estoy equivocado? (Jane Austen) Con DECRETOS o sin ellos, Petra estaba acostumbrada a h…