parangone.com
Adios CDMX. Puebla, ¡hola!
No hay mucho que decir. Disfrute enormemente mi vida en CDMX y la extrañaré siempre. Ahora toca probar suerte en la tierra de la cemita y comer molotes en el estadio de Los Pericos, donde creo pasa…