palabrasaflordepiel.com
El día después
Nos dejamos la noche a medias. Algo tibio se quedó por dentro, algo tibio e indeleble.