otakusamasensei.wordpress.com
Grilleta (parte III)
(continúa…) El capullo carcelero floreció ante él, para tomarlo firmemente de brazos y piernas, integrándolo a su gélido seno, y Pablo sentía, en sus últimos momentos de consciencia, como le …