oscarperdomoleon.com
NUNCA
Estaban todavía abrazados, haciendo el amor, cuando ella empezó a gemir con intensidad y seguidamente empezó a llorar. —¿Te lastimé? —preguntó él. Ella negó con su cabeza y siguió llorando.…