oscarperdomoleon.com
LA RAZÓN
Cerremos las ventanas y las puertas, abramos el corazón y los sentidos, subamos hasta el vértice del orgasmo y bajemos la guardia para siempre. Que esto no es la guerra, que la emoción de mi sangre…