omnicidio.wordpress.com
Preludio: Karmacobradores
– Dementes. Están todos dementes. Era un susurro cargado de rencor y dolor. La sangre corría de las palmas de don Anselmo a las pequeñísimas manos de Mateo a través del cuchillo. Rober…