omnicidio.wordpress.com
Reflexiones Escatológicas
Hablemos de la caca. Pero empecemos por el mítico poema. De los placeres sin pecar, el más dulce es el cagar, con un periódico extendido y un cigarrillo encendido, queda el culo complacido y la mie…