olgaconstanza.com
Soy distinta
El mundo había cambiado y ella seguía allí, en el mismo sitio de siempre, con la misma gente de siempre y la misma actitud de siempre. Que todo cambie para que nada cambie.