nepomundos.com
Otoño
No me he muerto, ni nada. No me ha devorado el 2019, a pesar de que naciera en enero ya con colmillos y jugos gástricos, no me he cansado de escribir (porque lo que no puede ser, no puede ser y ade…