nepomundos.com
A mi espalda
Acabo de llegar a casa. A estas horas. Cuando faltan veinte minutitos para las doce de la noche. Maravilloso ¿verdad? Bueno, por lo menos sigue siendo mi casa. Ya le queda bien poco de serlo. Esta …