nepomundos.com
Por supuesto
Me voy a librar de los cuencos tibetanos porque sigo con el cerebro un poco desatornillado. Es lo bueno de lo malo. Les he dicho a nuestros dos vecinos intelectuales pulcros silenciosos que las vib…