nepomundos.com
Semiluces
Mucho mejor con Karlos en casa y mucho mejor con mi chutazo de dopamina. Me pasé la noche llorando como un mariquita. Era mi momento porque Simón estaba dormido, hacía un frío del carajo, no estaba…