nepomundos.com
Un plato de macarrones. Una galleta. Desenfrenado trajín sexual.Me sorprendo de que ya no me apetezcan las golosinas. Bollazos, que dice él. Tampoco el helado que lleva dos semanas en el congelador…