naufragio.net
Yo y el cyberpunk | El Naufragio
Tras la resaca de rol de ayer tarde, recibo las felicitaciones de los jugadores vía WhatsApp: se divirtieron con los dados, se rieron con el efecto de sus disparatados planes (totalmente alejados de cualquier responsabilidad física y científica que pudiesen aplicar en la vida real), se sumergieron en la historia y se empaparon de un lugar que no existe en un mañana improbable... ¿o no tanto? El apartamento de escasos metros y pocas puertas en el que vivo se llena con el olor de la cocina, abro una cerveza, observo los incomprensibles caracteres orientales del bote de noodles instantáneos que he comprado por 1€, y me vengo arriba con una lista de reproducción de YouTube de NewRetroWave. Mientras carga mi viejo portátil, me asomo a la ventana y en una acera veo adosados, en la otra bloques nuevos, y en la de más allá casas bajas de fachadas cuarteadas, un antiguo vecindario marginal reinventándose entre contrastes sociales de una clase que se cree media pero sigue siendo el proletariado