naufragio.net
Lenseng | El Naufragio
Leyenda En el albor de los tiempos, mientras el cielo ardía en llamas púrpuras y los mares bullían con la rabia de los orígenes, una estela de luz cristalina atravesó las nubes y recorrió el firmamento de Ylat. A lo largo de su viaje se deshizo en centenares de escamas plateadas que adornaron las aguas del mundo recién nacido y aquellos que caminaban ya sobre dos patas susurraron las primeras sílabas de su proclama. Ciegos de gozo por la buenaventura que quemó los cielos para que los mares, ríos y lagos se volviesen fuentes de vida, sus seguidores decidieron gritar repletos de júbilo y esperanza en nombre de aquel que les brindó esperanza más allá de las estrellas. Con el paso de las eras, las escamas de aquella estela se fueron reformando y dieron lugar a la forma física del Monarca de las Mareas. Aquellas partes que no se unieron al cuerpo original tomaron forma propia y se dieron a conocer como las Hijas de la Galerna o Retoños de Lenseng, bellas doncellas de las aguas que albergan