natacharamos.com
Me creí fuerte
Recuerdo cuando llegué a Jesús la primera vez. Confundida. Dudosa. Necesitada. Completamente dependiente de Él para creer en Su palabra. Totalmente perdida a menos que me sostuviera. Sentía que me …