nadienosentiende.com
CCO
Y como no me atreví a decirte cuánto te quise, me dediqué a escucharte, a cuidarte y a hacerte sonreír. Perdóname por ser tácitamente valiente, y, al mismo tiempo, tontamente cobarde. Lo que ella p…