morboland.com
Cuéntame una historia
No te conocía, pero sabía quien eras, nos habíamos cruzado en ese mismo bar varias veces. Esa noche te encontré buscando quien te diera fiesta, y me conseguiste en la barra, sin gente, sin llorones…