mochilados.com
Cojones (con perdón)
Ya se me perdonará el “palabro” de esta entrada, pero las sonrisas que provoca este vídeo -sonrisas que, por otro lado, son absolutamente cultas- merecen la pena.