mividazen.com
¿Cómo saber si haces bien o mal?
Mi sorpresa fue mayúscula al encontrar este gorrión en una esquina. Era obvio que se había caído del nido, ni siquiera se inmutaba cuando le ofrecí mi mano. No era ocasión para dejarlo allí, pensé …