miradasdecine.es
El SEFF, a pesar de sus 15 años, tiene una fórmula asentada y madura.
Aunque el número de ediciones que ya acumula el festival, nos haga pensar en la adolescencia, su fórmula está más que asentada y madura.