ministerioumcd.org
Sin cuidado… perdemos (VIDA DE ORACIÓN II)
Si deseamos tener una vida de oración, debemos velar en contra del sueño y las distracciones, y, ya en oración, debemos velar para que nuestros enemigos no nos tomen por sorpresa y nos destruyan.…