milenguanativa.com
Espejos… micro historias de racismo
—Con la señora de la casa, por favor. —Yo soy la señora de la casa. Fue la risueña pero contundente respuesta de una mujer —a mis ojos— de aspecto humilde y que no correspondía como la propietaria …