milenguanativa.com
Relatos de mis múltiples infancias
Capitulo 1 – EL REFUGIO Un incontrolable entusiasmo me invadía, no paraba de ver por la ventana del coche todo el tiempo y entonces aparecía ¡el Arco! y era tan alto, según yo; que tan solo e…