messieral.com
Por No Decir
Nunca será suficiente esta bancarrota existencial que no se obvia porque sí, ni cada una de las estúpidas horas que dejas escapar por no decir.