messieral.com
En Otras Prosas
El aburrimiento siempre fue sinónimo de peligro entre nosotros. Se nos ocurrían tantas cosas, tantas madrugadas, tantas glorias como a dos niños traviesos sin escoltas. Y ahora que tan lejos nos at…