messieral.com
Todo
Desobedecer como parte de la vida, desaprender a cicatrizar la herida; y no jugar el juego de los demás, liberarme de la mala suerte de esperar que las cosas sean distintas sin cambiar. Y el llanto…