messieral.com
Sabor Impar
En su despacho encerrado, rezaba sin saber rezar, guardaba un secreto cansado y tartamudeaba sin poder hablar. Su vida se echaba a los llantos de los que su padre le quiso salvar, cruel es la conde…