messieral.com
Arrebatos de Candombe
Más temprano que tarde aprendí que los besos con hambre saben a lo que saben las manos cuando necesitadas de calor se acercan temerosas al borde de los labios que enmudecen, quizás no aprendí a apr…