messieral.com
Cuando las Luces Se Van a Apagar
Así empiezan las cosas más bellas a precipitar su huida, cuando no se pueden quedar; de la misma manera en la que tu lágrima empieza a nacer en el borde de tu ojo de mar. Y ya sé que no saber besar…