messieral.com
Erotismo para Dos (Contorno Exterior)
—Sed, sed de ti — Respondió con toda ternura cuando pregunté: — ¿Qué sientes por mí? Y allí estallo en dulce privilegio el corazón oscuro que me latía; porque su don amor era de lluvia a tono con e…