messieral.com
Guardianes del Viento
Se han ido a dormir en los brazos, impredecibles, de las tres hermanas, repentina la muerte y tan fijo el horror; no es tan dulce la exquisitez de grandeza empañada, ni el silencio que derrama la t…