messieral.com
El Jardín al que Juramos Todo Amor
Con el rojo del semáforo se detuvo el viento y su adrenalina, ahí estabas tú, me fue difícil reconocer a la diosa que recordaba, ahora con ropa encima, con los colores de la ciudad y restos de aque…