messieral.com
El Secreto de las Almendras y el Ébano
Una millonésima de segundo y dos caminos se entrelazaron, una mirada, un sonido, un minueto, la taza de café en la mano ya humeando. Borró la vida el empeño de la distancia, a veces los corazones s…