messieral.com
Doce mil no me olvides, suéñame tú…
Pasé bajo tu balcón, no es usual que una chica, con el sabor de tus labios, se fije en mí cuando camino, porque parezco tan distraído, tan ensimismado y frío, porque parezco solo y sin principio, s…