megteugeniatavio.com
OLVIDO
Tendía la tristeza sobre las duras y amargas liñas de la vida. El amanecer de sus labios se convirtió en eterna luz de luna. La suave seda de su cuerpo, parecía migaja de blanco lino y el paraíso q…